Tu estás aquí
Inicio > policiales > Hombre se atrincheró en una vivienda y disparó a la Policía

Hombre se atrincheró en una vivienda y disparó a la Policía

Su mujer lo denunció por violencia de género. Para evitar su arresto buscó refugio en un par de inmuebles. No hubo heridos.

En la lo­ca­li­dad de Ya­pe­yú, acon­te­ció un epi­so­dio atí­pi­co en el que un ve­ci­no que pro­ta­go­ni­zó un al­ter­ca­do pa­ra evi­tar ser arres­ta­do, se atrin­che­ró en una vi­vien­da des­de don­de efec­tuó dis­pa­ros con­tra per­so­nal po­li­cial.

Si bien el ata­que ar­ma­do fue re­pen­ti­no y cier­ta­men­te sor­pren­dió a to­dos, so­bre to­do a los uni­for­ma­dos, por for­tu­na no se re­gis­tra­ron he­ri­dos y los agen­tes lo­gra­ron arres­tar al in­di­vi­duo iden­ti­fi­ca­do co­mo Jo­sé Gus­ta­vo P., quien tam­bién se­ría co­no­ci­do con el apo­do de “Man­gu­cho”.

El epi­so­dio fi­na­li­zó con la de­ten­ción del in­di­vi­duo a quien se le ini­ció una cau­sa por “Su­pues­to aten­ta­do a la au­to­ri­dad, abu­so de ar­mas, por­ta­ción de ar­mas de gue­rra sin au­to­ri­za­ción le­gal”. To­do ocu­rrió du­ran­te el jue­ves, se­gún con­fir­ma­ron las fuen­tes ofi­cia­les con­sul­ta­das an­te la opor­tu­ni­dad.

Si bien no se de­ta­lló có­mo es que se ori­gi­na­ron los in­ci­den­tes, el si­tio No­ti­cias de la Cruz in­di­có que la se­cuen­cia de he­chos ini­ció cuan­do una mu­jer, pre­sun­ta­men­te la pa­re­ja de “Man­gu­cho”, fue a de­nun­ciar­lo por vio­len­cia de gé­ne­ro en la de­pen­den­cia de Ya­pe­yú.

Mien­tras es­to acon­te­cí­a, un lla­ma­do te­le­fó­ni­co a la co­mi­sa­ría in­for­ma­ba que el su­je­to es­ta­ba pro­vo­can­do in­ci­den­tes en un co­mer­cio, don­de se en­con­tra­ba su hi­jo.

Sin em­bar­go, al lle­gar los po­li­cí­as, el in­di­vi­duo ya ha­bía hui­do a su ca­sa, don­de tam­bién lle­vó a su pe­que­ño. En el in­mue­ble ade­más es­ta­ba otro me­nor que tam­bién se­ría fa­mi­liar de “Man­gu­cho”.
Al lle­gar al men­cio­na­do do­mi­ci­lio, el su­je­to ha­bría sa­li­do y con dis­pa­ros agre­dió a los agen­tes, ar­ma­do con una pe­li­gro­sa es­co­pe­ta.

An­te la ines­pe­ra­da vio­len­cia, los agen­tes bus­ca­ron sus ar­mas y lo en­fren­ta­ron con ba­las de go­ma.
La res­pues­ta de los uni­for­ma­dos obli­gó a “Man­gu­cho” a es­ca­par nue­va­men­te, es­ta vez, a la ca­sa de un fa­mi­liar que es­tá ubi­ca­da a po­ca dis­tan­cia de allí.

La si­tua­ción de­man­dó la pre­sen­cia del fis­cal de Ins­truc­ción de Pa­so de los Li­bres y del me­dia­dor po­li­cial de la Uni­dad Re­gio­nal Cuar­ta, con asien­to en la men­cio­na­da ciu­dad fron­te­ri­za.

Fi­nal­men­te, Jo­sé Gus­ta­vo P. de­sis­tió de su ac­ti­tud y sa­lió del in­mue­ble de­sar­ma­do, con las ma­nos arri­ba, sien­do re­du­ci­do lue­go. El mé­di­co de la Fuer­za diag­nos­ti­có que “Man­gu­cho” lle­gó a su­frir al­gu­nos gol­pes me­no­res, pro­duc­to del en­fren­ta­mien­to.

Asi­mis­mo fue se­cues­tra­da una es­co­pe­ta do­ble ca­ño de ca­li­bre 16 mi­lí­me­tros.

Es así co­mo se ini­ció la men­cio­na­da cau­sa de ofi­cio. In­ter­vie­ne en el ca­so el juez de Ins­truc­ción y Co­rrec­cio­nal de Pa­so de los Li­bres.

Top