Tu estás aquí
Inicio > policiales > Corrientes: Ladrones le “partieron” la cabeza de un piedrazo tras tirarlo al suelo

Corrientes: Ladrones le “partieron” la cabeza de un piedrazo tras tirarlo al suelo

El gravísimo robo ocurrió en la ciudad de Corrientes, cuando el muchacho iba a trabajar. Los malvivientes habrían estado drogados.

Un jo­ven su­frió gra­ves he­ri­das en la ca­be­za lue­go de que dos la­dro­nes, to­tal­men­te fue­ra de con­trol, lo agre­die­ran de un pie­dra­zo, se­gún in­di­có el dam­ni­fi­ca­do an­te el he­cho re­gis­tra­do ayer en la ciu­dad de Co­rrien­tes.


Las fuen­tes cer­ca­nas sos­tu­vie­ron que la víc­ti­ma es­ta­ba yen­do a tra­ba­jar y fue in­ter­cep­ta­do, en ave­ni­da 3 de Abril al 300, por dos mal­vi­vien­tes que tam­bién se mo­vi­li­za­ban a pie.


El tre­men­do ata­que que su­frió el mu­cha­cho, ade­más, tra­jo ma­les­tar a los re­si­den­tes del ba­rrio Fe­rré, ya que el jo­ven fue abor­da­do cer­ca de ese si­tio, ubi­ca­da a un cos­ta­do de la Uni­dad Pe­nal Nº1.


“Ve­ci­nos de esa zo­na ase­gu­ran que es­tos he­chos son ha­bi­tua­les en el lu­gar y so­li­ci­ta­ron más pre­sen­cia po­li­cial”, co­men­tó una fuen­te con­sul­ta­da.


Al res­pec­to, in­di­ca­ron que, apa­ren­te­men­te, la du­pla de de­lin­cuen­tes es­ta­ba ba­jo el efec­to de al­gún es­tu­pe­fa­cien­te, lo que no es de ex­tra­ñar da­da la vio­len­cia con la que ac­tua­ron.


De­be re­mar­car­se, en ese sen­ti­do, que si bien el jo­ven dam­ni­fi­ca­do ofre­ció al­go de re­sis­ten­cia, en un mo­men­to da­do ca­yó y, es­tan­do ti­ra­do, uno de los su­je­tos le ases­tó un pie­dra­zo que im­pac­tó en la fren­te de la víc­ti­ma, a po­cos cen­tí­me­tros del ojo de­re­cho, pe­ro sin lle­gar a com­pro­me­ter la vis­ta del mu­cha­cho.


Si bien tras el he­cho fue­ron aler­ta­dos agen­tes del Gru­po de Res­pues­ta In­me­dia­ta Mo­to­ri­za­da, des­de la Po­li­cía no se in­di­có que ha­ya si­do re­gis­tra­da una de­nun­cia al res­pec­to. Asi­mis­mo, el jo­ven fue a pa­rar a un cen­tro de sa­lud pri­va­da, se­gún in­di­ca­ron al­gu­nas fuen­tes ex­tra­o­fi­cia­les. En ese sen­ti­do, no se sa­be el es­ta­do ac­tual del mu­cha­cho.


Lo que se in­di­có es que el jo­ven es­ta­ba yen­do a su tra­ba­jo cuan­do los dos de­lin­cuen­tes le sa­lie­ron al cru­ce y le exi­gie­ron que en­tre­gue la mo­chi­la que el dam­ni­fi­ca­do te­ní­a, jun­to con su ce­lu­lar.


Uno de los ban­di­dos ha­bría in­ten­ta­do atacar con un ele­men­to cor­to­pun­zan­te, an­te lo cual el mu­cha­cho in­ten­tó de­fen­der­se, pe­ro en esa se­cuen­cia ca­yó al sue­lo.


Es­tan­do ti­ra­do, el se­gun­do mal­vi­vien­te aga­rró una pie­dra y lo ata­có, hi­rién­do­lo en la ca­be­za. Con­fun­di­do y atur­di­do por el tre­men­do gol­pe y el do­lor, la víc­ti­ma so­lo ati­nó a des­po­jar­se de la mo­chi­la que lle­va­ba con­si­go: la ti­ró pa­ra que los de­lin­cuen­tes la aga­rra­ran.


De es­ta ma­ne­ra es que los su­je­tos se die­ron a la fu­ga, mien­tras que el mu­cha­cho que­dó se­ria­men­te he­ri­do.


Has­ta el mo­men­to no se su­po si hu­bo al­gu­na de­ten­ción al res­pec­to.


Top