Tu estás aquí
Inicio > policiales > Corrientes: Joven herido de un tiro en casa a la que habría entrado a robar

Corrientes: Joven herido de un tiro en casa a la que habría entrado a robar

El presunto ladrón, de 20 años, permanecía internado en estado grave a causa de un disparo a la altura de la nuca. Un comerciante dijo que lo halló en el patio de su propiedad y se defendió cuando era agredido. Todo ocurrió ayer, minutos antes del amanecer.

El dueño de una vivienda de la capital provincial hirió ayer de un balazo a un presunto ladrón que ingresó al lugar y lo agredió, cuando fue descubierto en el patio, informaron fuentes policiales.
Como consecuencia de un impacto en zona de la nuca, el supuesto malviviente permanecía internado en el Hospital Escuela en estado grave. Se trata de Jonatan Eduardo G., de 20 años.

Por el caso, la Justicia inició una investigación para establecer, por un lado, el hecho de una tentativa de robo y, por otro, si el autor del disparo actuó en contexto de legítima defensa.


El incidente de sangre ocurrió poco antes del amanecer, en una propiedad de calle Tilcara al 3300 del barrio Concepción, a pocas cuadras de la terminal de ómnibus.


Alrededor de las 6:30, la Policía recibió un llamado telefónico al sistema de emergencias 911. En el, alertaban sobre disparos y una persona lesionada.


Efectivos de la comisaría seccional Decimoquinta acudieron hasta el domicilio señalado, donde los recibió el propietario, un comerciante de 62 años.


El hombre precisó que, rato antes, debió utilizar una pistola calibre 9 milímetros cuando sorprendió a un malviviente tratando de robarle.
A pocos metros estaba el joven, tendido en el suelo manando abundante sangre.


En una ambulancia, trasladaron a Jonatan G. hacia el Hospital Escuela, donde ingresó al área de terapia intensiva.

En su relato preliminar, el sexagenario sostuvo que escuchó ruidos extraños provenientes de la parte trasera de su vivienda. Entonces, al advertir la presencia de un sujeto que había ingresado a la propiedad tras escalar y saltar desde un muro, salió a efectuar “dos disparos al aire”.


Aquellas detonaciones, precisó, las hizo para “espantar” al intruso. Sin embargo, el supuesto ladrón lo atacó en la oscuridad, saliendo desde atrás de una pileta de lona.
En un forcejeo, el arma de fuego volvió a ser detonada. Esta vez, el proyectil impactó en la región posterior de la cabeza del muchacho señalado como malviviente.


En el escenario de los hechos, las autoridades incautaron una pistola marca “Smith & Weston” registrada a nombre del sexagenario.
Por disposición judicial, el dueño de casa no fue detenido y tanto él como a otro integrante de su familia, les practicaron el “dermotest”: prueba para determinar si en sus manos presentaban rastros de pólvora.

Top
A %d blogueros les gusta esto: