Tu estás aquí
Inicio > policiales > Corrientes: Joven herido de un fierrazo en la cabeza en una pelea vecinal

Corrientes: Joven herido de un fierrazo en la cabeza en una pelea vecinal

Tiene 24 años y sufrió el golpe que le habría causado una mujer. Los incidentes comenzaron a partir de la agresión a cuchilladas a dos caballos. La familia sospechada de cometer ese hecho atacó a los dueños de los animales, enojados porque la Policía llegó a sus casas.

La enemistad entre miembros de dos familias que habitan la zona Sur de la ciudad de Corrientes tuvo un nuevo capítulo de violencia ayer, cuando un joven sufrió un golpe con un hierro en la cabeza, por lo que permanecía internado.
La riña sucedió después de que dos caballos, propiedad de una de las partes, fueron acuchillados y los sospechosos de ser quienes cometieron esa agresión, enojados porque la Policía fue a sus casas, tomaron represalias.

Alrededor de las 11, un muchacho de 24 años que presenta un tumor en la cabeza, a raíz de una reyerta anterior, sufrió el impacto de un “fierro” en la parte superior del cráneo.
Fuentes oficiales indicaron que esta persona, identificada como Gabriel Meza, debió ser asistida de urgencia y trasladada al Hospital Escuela, en el que continuaba internada en observación.
Los incidentes sucedieron en el populoso barrio Santa Marta, entre las familias de apellidos Meza y Romero.
Armados con machetes, palos e, incluso, un arma de fuego, los Romero, según la versión de las personas agredidas en esta ocasión, irrumpieron en una vivienda de los Meza.

En el lugar estaban Gabriel y su mamá, llamada Mabel, además de un adolescente de 12 años. Los tres fueron amenazados e incluso golpeados.
“Los patotearon y ahora quieren echarlos del barrio, porque si no se van, andan diciendo (sic) que van a quemarles la casa”, explicó un vecino.
En los desmanes, otro joven, de 13 años, hijo de Mabel que padece de sordera y también es mudo, sufrió un cachetazo en el rostro. Este hecho habría ocurrido en otra casa, propiedad de una hija de Mabel. “Ellos (los agresores) eran cinco, una mujer y cuatro hombres”, añadió el testigo.
Al parecer, el conflicto entre las partes es de vieja data y en el barrio temen que pase a mayores. Por una razón de jurisdicción, intervienen la comisaría seccional Duodécima y las autoridades judiciales en turno.

Top
A %d blogueros les gusta esto: