Tu estás aquí
Inicio > policiales > Corrientes: Apuntan con un arma en la cabeza a una mujer para robarle

Corrientes: Apuntan con un arma en la cabeza a una mujer para robarle

“Pensé que nos mataba”, dijo una de las víctimas de lo que sería un intento de robo. Un delincuente en moto las sorprendió cuando estaban en un auto. “Nos apuntó a la cabeza con una pistola”, explicó. Los gritos y la salida de vecinos pusieron en fuga al malhechor.

Dos her­ma­nas vi­vie­ron una dra­má­ti­ca si­tua­ción en el ba­rrio San Jo­sé de la ca­pi­tal de Co­rrien­tes. Fue­ron ame­na­za­das por un de­lin­cuen­te ar­ma­do con una pis­to­la, quien les apun­tó a la ca­be­za y lue­go es­ca­pó en una mo­to­ci­cle­ta. Se tra­ta­ría de un in­ten­to de ro­bo, aun­que en nin­gún mo­men­to el mal­he­chor ha­bló, co­mo tam­po­co hi­zo in­ten­to de apo­de­rar­se de la car­te­ra de sus víc­ti­mas.

En diá­lo­go con épo­ca, una de las dam­ni­fi­ca­das re­la­tó que vie­ron “pa­sar a la muer­te” de­lan­te de ellas. “Cuan­do nos apun­tó con la pis­to­la pen­sé que nos ma­ta­ba”, di­jo. El in­ci­den­te su­ce­dió el miér­co­les a eso de las 14, en ca­lle Es­ta­do de Is­ra­el, en­tre Da­rra­guei­ra y Gas­cón, en la zo­na es­te de la ciu­dad.

Las mu­je­res, de 38 y 52 años, cu­yas iden­ti­da­des man­te­ne­mos en re­ser­va, es­ta­ban sen­ta­das aden­tro de un au­to­mó­vil cuan­do de pron­to las sor­pren­dió un hom­bre, jo­ven, en una mo­to ti­po cross.

Tal su­je­to fre­nó de gol­pe y sa­có a re­lu­cir un ar­ma de fue­go. A ra­íz de es­crip­cio­nes apor­ta­das por par­te de am­bas víc­ti­mas, se tra­ta­ría de una pis­to­la ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros, cro­ma­da. “Pa­ró, sa­có el ar­ma y pri­me­ro le apun­tó a la ca­be­za de mi her­ma­na. Ella aga­chó la mi­ra­da. Fue un se­gun­do en el que pen­sé, la ma­ta y des­pués me ma­ta. Tu­ve la re­ac­ción de ti­rar­le la car­te­ra; lo gol­pe­é.

Mi bol­so ca­yó al sue­lo y pa­re­ce que no le im­por­tó. En nin­gún mo­men­to ha­bló”, in­di­có la ma­yor de las her­ma­nas.

Los gri­tos de­ses­pe­ra­dos pa­re­cen ha­ber es­pan­ta­do al de­lin­cuen­te.

“Gri­té y gri­té lo más fuer­te que pu­de. Ahí em­pe­za­ron a sa­lir los ve­ci­nos. Unos se acer­ca­ron y otros lla­ma­ron a la Po­li­cí­a”, ex­pli­có.

El mal­vi­vien­te de­ci­dió es­ca­par. “Yo al­can­cé a ba­jar­me, fue una re­ac­ción sin pen­sar­lo. Me pa­só con la rue­da en­ci­ma del pie”, aña­dió la per­so­na que dia­lo­gó con es­te me­dio.

A los po­cos mi­nu­tos lle­ga­ron po­li­cí­as que “me to­ma­ron to­dos los da­tos. Si­go muy ner­vio­sa y no hi­ce la de­nun­cia. Creo que con lo que­con­ta­mos de­ben ha­cer al­go”, re­mar­có.

El su­ce­so fue en ju­ris­dic­ción de la co­mi­sa­ría De­ci­mo­sex­ta.

Es­te he­cho se pro­du­jo a una cua­dra y me­dia del lu­gar en el que po­cos dí­as an­tes -­la se­ma­na pasada-­ mo­to­cho­rros asal­ta­ron a una mu­jer en ca­lle Sá­enz y Es­ta­do de Is­ra­el.

Ha­bi­tan­tes del ba­rrio pre­ci­sa­ron que el me­ro­deo de la­dro­nes en mo­to­ci­cle­tas es fre­cuen­te. “Van y vie­nen por las ca­lles as­fal­ta­das, des­de una ave­ni­da a la otra (en re­fe­ren­cia a las ave­ni­das In­de­pen­den­cia y Al­fon­sín), co­mo bus­can­do a quién ro­bar”, agre­gó un hom­bre do­mi­ci­lia­do en la zo­na des­de ha­ce más de 20 años.

Top